Felipe Calderón exige a Sarita saber el paradero del pisto que dejó José José

Miami, Florida.- El ex Presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, se ha unido a la controversia que rodea la reciente muerte del Príncipe de la Canción, José José, y se une a las exigencias que se le hacen a Sarita la hija que mantuvo secuestrado al cantante por casi dos años.

Borolas se trasladó hasta Miami, Florida para dar con el paradero no del cantante, sino de las botellas de pisto que dejó éste desde que su salud decayó y dejó de consumir alcohol y, a decir del ex Presidente, está enterado de que se trata de una buena cantidad de diferentes tipos de bebidas embriagantes.

“De seguro este es un circo más de la Cuarta Transformación, influir en Sarita para que esconda todo el pomo que dejó José José y que como mexicano considero que tengo el derecho de saber qué pasa con el ron, con el tequila, el vodka, whiskey, el pulque, el agua loca y todo el alcohol etílico que tenía de reserva. Esa niña es una perversa”, señaló Felipisto Calde-ron Hip!-nojosa.

Señaló que se encuentra muy consternado también por la partida de su compañero de pedas, pues fue con el cantante con el que empezó a hacer sus primeras ocurrencias de borrachos. Desafortunadamente El Príncipe de la Canción se alejó de Felipisto cuando vio que sus ocurrencias cruzaron el límite y le confesó que le regalarían la presidencia de México en el 2006.

“Desgraciadamente José José me retiró su amistad cuando empecé a ser Presidente, malamente me criticaba diciéndome que cada que cruzaba el tequila, con vodka y una chela bien helodia hacía puro desmadre, que no quería ni imaginar qué iba a pasar cuando cruzara a las fuerzas de seguridad con el narco; el resto es historia y lamentablemente mi amigo tenía razón”, afirmó Borolas.

A pesar de lo anterior, Calde-ron Hip!-nojosa reiteró un mensaje muy enérgico para Sarita, la hija del cantante, para que hable del paradero de todo el pisto que dejó el cantante pues es un patrimonio que él anhela conservar con todo su corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *